NOSOTROS

Historia

En la actualidad Mora es el resultado de muchos años y del esfuerzo de muchas personas. Mora es el apellido de una familia que los años 40 comenzó a hacer bolos, cuerdas de saltar y otros juguetes de madera tradicionales que aún hoy fabricamos. Algunos procesos de fabricación han evolucionado, pero la manera de trabajar y la esencia de todo sigue siendo la misma. Y eso nos gusta.

Los años 80 representan una segunda fase de la historia de la empresa. Con nuevos protagonistas, Mora creció en muchos sentidos. Vinieron años de cocinas, diábolos, fuertes, croquets, … y más adelante la introducción del ajedrez de la reputada marca Industrias del Ajedrez.

Hoy, Mora sigue siendo aquella empresa que lleva de nombre el apellido de la familia fundadora, pero que gracias a evolucionar con respeto y cautela ha llegado a ser lo que es ahora. Venimos renovados en cuanto a imagen pero nuestro ADN corresponde a una empresa pequeña, que busca calidad, que es respetuosa con el medio y las tradiciones, y que tiene unos valores valientes.

Sobre nosotros

Declaración de intenciones

Estamos para hacer producto que divierta, que dure y que una generaciones.

Estamos para potenciar un juego sano, natural y tradicional.

Estamos porque no queremos que todo vaya tan rápido.

Estamos porque queremos tocar madera cada día.

Estamos porque nos gusta ver a abuelos y nietos jugar juntos.

Estamos para sacar sonrisas.

Estamos para que los recuerdos nos hacen ser quienes somos.

Estamos porque creemos que las personas somos como los árboles: tenemos raíces.

Procesos

Fabricación de calidad, de proximidad y respetuosa con el medio. Manipulamos, tocamos y revisamos cada pieza que vendemos. Desde los años 40 que no hemos dejado de pintar a mano con pincel.

Si una pieza no la podemos hacer, colaboramos con otras empresas. Nos gusta poder contar con todos ellos.

La renovación de los packagings prescindiendo de plástico son nuestros deberes pendientes, por lo tanto, iremos introduciendo cambios poco a poco.

En definitiva, la fabricación es como el producto que veis: tradicional y simple en cuanto a sofisticación de los procesos, pero lleno de historia y siempre con ganas de mejorar.

Inscríbete a la Newsletter